domingo, 6 de julio de 2014

Van Gaal y su libreta


El seleccionador holandés Louis van Gaal ha revolucionado Brasil-2014 con decisiones tácticas inesperadas. La última se dio en cuartos contra Costa Rica al dar entrada al portero Tim Krul para la decisión por penales. ¿Qué sorpresa le tiene reservada a Argentina en semifinales?
 
Krul, que salió en el último minuto de la prórroga para los penales, después de que el partido terminara en empate (0-0), fue el protagonista al detener dos lanzamientos y clasificó a su equipo a semifinales (4-3). 

"Cada jugador de mi selección tiene sus aptitudes y hay que utilizarlos cuando piensas que pueden servir. Tim (Krul) es el más apropiado para parar los penales. Tiene mucha calma y eso es muy importante. Habíamos preparado esta sesión con él especialmente y estamos orgullosos de que haya ayudado al equipo", explicó Van Gaal. 

"Fue un golpe maestro", señaló el diario holandés Volkskrant en referencia a la decisión del técnico, mientras que los gemelos Frank y Ronald de Boer, internacionales Oranje en los años 90, rindieron homenaje en Twitter a "Louis van G(eni)aal". 

Antes, en ese partido contra Costa Rica, había dado entrada al delantero Klaas Jan Huntelaar, quitando a un central y poniendo un esquema con dos arietes (el otro era Robin Van Persie), asegurándose también un especialista en lanzamiento de penales, aunque no tuvo que disparar porque era el encargado del quinto intento. 

Además, tras esos cambios contra Costa Rica, Holanda jugaba con muchos delanteros, ya que Daley Blind, Dirk Kuyt, Wesley Sneijder y Arjen Robben también tenían un corte muy ofensivo. 

En octavos de final contra México, Van Gaal tuvo otra jugada maestra tras la pausa para evitar la deshidratación, decidida por la FIFA, en el minuto 75. 

México iba ganando por 1-0 desde el minuto 48 de partido, y después de la pausa concertada en el minuto 75, coincidiendo además con la entrada en el campo de Huntelaar, Holanda le dio la vuelta al partido con tantos de Wesley Sneijder (88) y del propio Huntelaar (90+4) de penal. 

"Antes de la pausa por hidratación, había pasado al sistema 4-3-3 y habíamos creado muchas ocasiones. Con la pausa pasé a mi plan B (4-4-2). Fue una manera inteligente de aprovechar esa pausa", señaló Van Gaal, futuro entrenador del Manchester United. 

Huntelaar, que había entrado para el último cuarto de hora, sería decisivo en los dos goles holandeses, ya que además del segundo de penal, había dado la asistencia con la cabeza en el primero a Sneijder. 

En los últimos minutos, Huntelaar y Dirk Kuyt, que había comenzado como lateral, se colocaron como delanteros en la selección holandesa. 

Contra España, en el debut del Mundial, tuvo su primera clase táctica, goleando al campeón mundial por 5-1. 

El plan de Van Gaal fue ejecutado a la perfección. Defender con ocho (el guardameta, cinco defensas y dos centrocampistas recuperadores) y practicar un juego directo hacia Wesley Sneijder, Robin van Persie y Arjen Robben, escenificando su renuncia al 4-3-3 tan querido por los aficionados de ese país. 

Contra Australia, en el segundo partido de la primera fase, su equipo iba perdiendo por 2-1 en el minuto 54 y acabó ganando por 3-2. 

"Australia nos dominó en el primer tiempo y por eso modifiqué nuestro sistema y pasamos al 4-3-3", señaló el entrenador, tras haber comenzado con una defensa de cinco hombres como contra España. 

Contra Chile, a la que Holanda ganó por 2-0 en el último partido de la primera fase, Van Gaal colocó a Dirk Kuyt como lateral derecho, cuando toda su vida ha sido delantero. 

"Me sorprendió la decisión del entrenador, pero creo que respondí a sus expectativas", dijo Kuyt tras el partido ante los chilenos. 

Ahora llega Argentina en semifinales, el miércoles en Sao Paulo, y el mago Van Gaal sacará probablemente algún otro conejo de su chistera.



COMENTARIOS