martes, 10 de febrero de 2015

Un club brasileño contrata a las madres de los ultras como seguridad para que no haya peleas


El Recife está harto de ver como cada fin de semana sus radicales se peleaban en el estadio y ha decidido intentar poner solución contratando a las madres de los ultras como seguridad en el recinto. El 'experimento' se puso en marcha este fin de semana y no hubo peleas entre el Recife Sport y el Náutico, el clásico de la región.

La idea se puso en marcha el fin de semana pasado, en el derbi en clásico entre el Sport Recife y Náutico. Alrededor de 30 madres vigilaron el partido como seguridad en el estadio y no se produjo ningún incidente entre las dos aficiones. Las madres de los ultras recorrieron el recinto vestidas con chalecos fluorescentes con la inscripción " Madres de seguridad".

Aricio Fortes, vicepresidente de Ogilvy, la empresa que inventó esta nueva estrategia, señaló que “la idea fue que los hinchas más fanáticos tomaran consciencia y ayudaran de alguna forma a traer la paz a los estadios. Al final, nadie quiere pelear en la presencia de una madre, especialmente la propia”.

El Sport Recife venció ante el Náutico por 1-0 y las fuentes policiales señalaron que no hubo ningún altercado durante el partido aunque la zona de Recife es una de donde mayor violencia hay en Brasil.

Fuente: Cuatro.com

COMENTARIOS