domingo, 10 de julio de 2016

Eder se vistió de héroe en la final de la Eurocopa


Se llama Ederzito Antonio Macedo Lopes y hasta este domingo pocos le habían tenido en cuenta fuera de Portugal o de Lille, donde ha terminado una temporada que comenzó en la Premier. Oculto entre los grandes nombres de Cristiano Ronaldo, Nani, Ricardo Quaresma y hasta Renato, Éder era casi un componente anónimo de la plantilla de Fernando Santos.

Pero desde este domingo ya es "Don Éder". Un delantero potente, sin demasiada técnica, que apareció en el momento preciso para entregar a Portugal la Copa de Europa cuando más difícil parecía tenerlo.

Contestado hasta por la propia afición lusa, que no entendía como se podía incluir en la relación a alguien que no había marcado más que tres goles en 28 partidos y estaba lejos de la calidad de Cristiano Ronaldo, Nani o Ricardo Quaresma, Éder llegó a asegurar al comienzo de la concentración en Marcoussis: "No tengo que demostrarle nada a nadie".

Se lo había demostrado a Fernando Santos, que confío en el momento que vivió en el Lille, donde en media temporada anotó seis goles y dio cuatro asistencias. 
Revivió en Francia tras un pobre paso por el Swansea, que apenas contó con el exdelantero del Sporting de Braga.

Con apenas 13 minutos en dos partidos de esta Eurocopa (6 contra Islandia y 6 ante Austria en la primera fase, en ambos casos como sustituto del valencianista André Gomes), el destino le guardaba a Éder el mejor final posible.

Fue en el minuto 109 de la prórroga, cuando Portugal comenzaba a creer en sus posibilidades gracias a un golpe franco que envió al larguero Raphael Guerreiro, cuando enganchó un balón fuera del área y lo colocó esquinado, fuera del alcance de Hugo Lloris.

Para meter a Portugal en la historia, para ganarse un sitio entre los grandes de todos los tiempos del fútbol luso.

Fuente: 20 minutos

COMENTARIOS