lunes, 6 de febrero de 2017

La maldición de Hector Cuper

La historia de Héctor Cúper es para no creer. Parece como si el entrenador Argentino tuviera encima de sí una maldición: La maldición del  subcampeón; ha quedado en segundo lugar 8 veces en su carrera como entrenador, eso para no sumarle sus 3 subcampeonatos como jugador de fútbol, vistiendo los colores de Ferrocarril Oeste.

La historia arranca con el mismo debut de Cúper en un banquillo. Para el año 1994 asumió como técnico de Huracán. Para el torneo clausura de ese año Huracán tenía un equipo que contaba con jugadores como Hugo Morales o Walter Pelleti. Los quemeros estuvieron a 90 minutos de ser campeones, el empate les bastaba para consagrarse, sin embargo cayeron 4-0  a manos de Independiente, resultado con el cual el cuadro rojo de Avellaneda fue el que logró aquel título.

Cúper llegó al Mallorca tras ganar la Copa Conmebol dirigiendo a Lanús. Con el club español llegó a la final de la Copa del Rey en 1998 perdiendo contra el Barcelona en los penaltis y acumulando su segundo subtítulo.  Los buenos resultados de Mallorca condujeron al cuadro rojinegro a disputar  la Recopa de 1999 en la cual se destacó llegando a la final, pero una Lazio que contaba entre sus filas con Nedved, Vieri, Mihajlovic, Nesta, Salas, entre otros, puso fin al sueño de Cúper y le entregó su tercer subcampeonato.

Sus buenas actuaciones con Mallorca lo llevaron a dirigir a Valencia para la temporada 1999-2000. Allí disputaría por primera vez en su carrera  una Champions. Aquel conjunto Che contaba con jugadores como Cañizares, Gaizka Mendieta, Kily González, Mauricio Pellegino y Claudio “El Piojo” López. Llegó a la final de la Liga de Campeones y perdió 3-0 frente al Real Madrid. Para la siguiente temporada el conjunto valenciano sumó a jugadores como Pablo Aimar, Roberto Ayala, Rubén Baraja o John Carew. Logró  repetir como finalista del torneo continental pero también repitió como subcampeón tras caer en los penales frente a Bayern Múnich.

Para la temporada 2001 -2002 llegó a dirigir al Inter de Milán. Allí por primera vez iba a tener la oportunidad de dirigir  a un grande. En el cuadro Neroazurri contó para esa temporada con jugadores de la talla de Ronaldo, Vieri, Zanetti, Córdoba, Vivas, Recoba, Toldo y Seedorf. Un empate en la última fecha le bastaba para ser campeón, pero de nuevo Lazio volvió a ser su verdugo venciéndolo 4-2 y entregándole de esa manera el título a Juventus. No se le cuenta como subtítulo porque aquella derrota dejó a los dirigidos por Cúper terceros. Pero su estancia en Milán sí le trajo el sexto subcampeonato: En la temporada siguiente quedó segundo detrás de la Juve, aunque en este caso quedando muy lejos del equipo de Turín.

El séptimo subcampeonato del argentino llegó cuando dirigiendo a Aris Salónica  perdió la final de la Copa de Grecia frente a Panathinaikos por 1-0.

Ayer llegó el octavo subtítulo de Cúper. Cayó en la final de La Copa de Africana de Naciones  dirigiendo a la Selección de Egipto, que hasta ese momento había ganado todas las finales que había disputado. No parecía haber un mejor momento para romper la maldición. Pero no fue así: Camerún venció 2-1 a Egipto.

Tres títulos acumula el cabezón como entrenador: 2 Supercopas de España y una Copa Conmebol. Como curiosidad queda que nunca ha podido ganar una Liga ni ninguna Copa cuya final se juegue a partido único.

COMENTARIOS