jueves, 9 de marzo de 2017

Neymar se hace mayor


Como el día en el que te graduas y recibes el birrete. Como cuando cumples 18 años y te regalan el carnet de conducir. Ante el París Saint GermainNeymar superó esa barrera de niño y maduró de golpe, como si estuviera esperando el partido perfecto para hacerlo. El brasileño cogió las riendas del equipo cuando más lo necesitaban los azulgrana y fue el líder del equipo en una noche en la que Leo Messi tuvo chispazos de brillantez pero no continuidad y en el que el resto del equipo remó para al unísono para llegar a la orilla.
En la noche más loca apareció el mejor Neymar. El inicio de esta temporada para él no fue sencillo pero este 2017 le está sentando de maravilla. En los momentos de más incertidumbre del Barcelona siempre dio la cara pero desde el batacazo en París, el brasileño desprendía algo más que buen fútbol. El ’11’ estaba preparándose para la guerra y para ello usó de ‘sparring’ al Sporting de Gijón y al Celta, donde marcó uno de los goles del año.
Pero ante el PSG demostró que ya no es el alumno de Messi y que su fútbol es una realidad. Neymar fue el mejor del equipo y nunca dejó de creer en la remontada. Cerca del gol en la primera parte tras un disparo con rosca que salió por poco, empezó la segunda como una moto y provocó el resbalón de Meunier para que éste cometiera penalti. Messi se encargó de mandarlo al fondo de la red pero lo mejor estaba por venir.
Cuando algunos ilusos salían del estadio, Neymar puso el balón donde duermen las arañas en una falta ejecutada a la perfección. Allí fue cuando se puso el brazalete de líder y demostró que en un tiempo no muy lejano podrá pelearle el trono de rey a su amigo Messi. Tal fue la magnitud de la gesta que también pidió el balón en el penalti que le acababan de hacer a Suárez y que marcaba el ser o no ser de la eliminatoria. La guinda en el pastel fue en el gol de Sergi Roberto. El catalán se coló en la noche de Neymar con un gol para la historia pero de sus botas nació el centro que ponía el 6-1 final.
Con el pitido del árbitro, se acababa la noche de un jugador que entraba en la historia del fútbol junto al Barcelona. Se abrazó a Messi, se abrazó con Suárez, conscientes todos ellos de que el pequeño de la MSN acababa de doctorarse. Neymar se arrodilló ante la grada miró al cielo y dio gracias por lo vivido y es que él mismo era consciente que acababa de vivir su gran noche.
La entrada Neymar se hace mayor aparece primero en SPORTYOU.

COMENTARIOS